FANDOM


W5
Colgante de Wendy
Información
Función

Monitorea las vidas de Wendy.

Descripción

Prenda de joyería hechizada.

Propietario(s)

Wendy Beauchamp

El Colgante de Wendy es un antiguo y sentimentalmente valioso objeto embrujado con una poderosa maldición que lo liga a su portadora, Wendy Beauchamp, y se encarga de monitorear el desgaste de sus vidas.

Apariencia

El colgante está conformado por dos piedras preciosas ―de posible procedencia asgardiana dado el lugar de origen del colgante―, una pequeña en forma de ovalo y una más grande en forma de gota que le da forma al medallón. Estas dos piedras están conectadas y a la vez cuelgan de una delgada cadena de oro, la cual puede moldearse al cuerpo de Wendy dependiendo de la forma en que se encuentre, ya sea la humana o la gatuna.

Originalmente, las piedras del colgante eran de un color azul claro, parecido al zafiro, pero después de ser hechizado, se volvieron verdes como la esmeralda. Las piedras continuaron de ese color hasta llegar a la última vida de Wendy, donde se tornaron rojas. Después de sacrificar su única vida restante, las piedras se volvieron completamente negras.

Historia

Collarverde
El origen del colgante del colgante es desconocido, pero se sabe con certeza que Wendy lo tiene desde hace más de cuatrocientos años, es decir, desde sus tiempos en Asgard. El collar debía tener alguna especie de valor sentimental para Wendy, ya que por alguna razón su padre decidió conectarlo a la maldición que le lanzó a su hija después de que junto al resto de la familia y otros brujos del lugar intentaran destronarlo. Al ser hechizado, las piedras del colgante pasaron de ser azules a verdes.

Collarrojo

Al ser desterrada por su padre al mundo de los mortales, Wendy descubrió que su maldición le dio un límite de nueve vidas, las cuales fue perdiendo a lo largo de los siglos gracias a su actitud despreocupada. Cuando llegó a su última vida después de haber sido asesinada por una vida pasada de Ingrid cuyo cadáver fue reanimado por un enemigo que acechaba a la familia, el colgante cambió de color una vez más, perdiendo el verde esmeralda que lo caracterizaba y volviéndose rojo.

Collarnegro

El colgante tuvo su tercera y última transformación casi un año después, luego de que Wendy decidiera sacrificar la única vida que le quedaba para devolvérsela a Tommy Cole, el hombre con quien estaba involucrada en una relación sentimental y quien por desgracia había sido arrastrado en los embrollos sobrenaturales que la rodeaban a ella y a su familia. Cuando Wendy le dio su vida a Tommy, el colgante resplandeció con una luz roja brillante y luego se tornó negro como el carbón.

Se sabe que existe al menos otra versión de este colgante en un universo alterno donde ambas Wendys comparten su condición como brujas malditas. Después de que Wendy muriera y su alma fuese enviada al Inframundo, su hermana Joanna y su hija Ingrid encontraron la forma de viajar a ese universo (luego de varios intentos) y convencer a esa Wendy de que les diera su colgante para salvarle la vida. Con el colgante en la mano, las mujeres Beauchamp llegaron al Infierno y le regresaron a Wendy el colgante y con él sus nueve vidas, impidiéndole a Helena, la reina del lugar, que se quedara con su alma para siempre.

Galería

Propietarios